Mutaciones en el gen BRAF

Las mutaciones oncogénicas en el gen BRAF destruyen el dominio quinasa, lo que se traduce en una activación constitutiva de la vía MAPK (mitogen-activated protein kinasa), estimulando así el crecimiento de las células patológicas. La activación de la vía MAPK también tiene lugar como consecuencia de las mutaciones somáticas de otros oncogenes, como N-RAS. Se han detectado más de 30 mutaciones en la secuencia codificante del gen BRAF, pero en la secuencia que codifica el dominio quinasa, en el exón 15, se encuentra un “hotspot” o punto caliente que acumula más del 90% de mutaciones localizadas en el gen BRAF, codón 600. La mutación V600 en el gen BRAF, se detectan en aproximadamente el 12-15% de los cánceres colorrectales esporádicos (CCR), así como en lesiones premalignas como los adenomas, pólipos hiperplásicos y primeras etapas de desarrollo de cáncer colorrectal. También es la mutación más corriente en melanoma maligno.

Estudios recientes han identificado mutaciones en los codones 594 y 596 en BRAF, describiendo un nuevo subtipo molecular del cáncer colorrectal metastásico con pronóstico favorable.

Share

Share on twitter

Related