Factor V, Leiden

Share

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Mutación de Leiden (Factor V)

La trombofilia por factor V de Leiden es la forma más frecuente de trombofilia hereditaria, una alteración hereditaria de la coagulación sanguínea que provoca trombofilia, es decir una tendencia aumentada a formar coágulos (trombos) causantes de obstrucciones vasculares. Los individuos afectos por este proceso desarrollan trombosis venosas profundas, principalmente afectando a las extremidades inferiores, pero también en otros lugares (tromboembolismos) como pulmón, cerebro, ojos, hígado y riñones. Sin embargo, únicamente el 10%, aproximadamente, de los individuos con la anomalía genética del Factor V de Leiden desarrollan tales coágulos. Este proceso se ha asociado también con un incremento del riesgo de pérdida fetal, y otras complicaciones durante la gestación como preclampsia, lentitud de desarrollo fetal, o desprendimiento de placenta, aunque la mayoría de las mujeres con trombofilia por factor V de Leiden tienen embarazos normales.

 Este proceso se debe a una mutación en el gen F5, situado en la región 23 del brazo largo del cromosoma 1 (1q23). Este gen codifica el factor V de la coagulación, sintetizado en el hígado, que circula en sangre en forma inactiva hasta que se produce la activación del sistema de la coagulación como consecuencia de cualquier daño vascular. Cuando este factor se activa (factor Va), interacciona con el factor X activado (Factor Xa), formando un complejo que convierte a la protrombina en trombina, y a continuación la trombina convierte el fibrinógeno en fibrina. El factor Va (activado), está controlado por la proteína C activada (APC: Activated Protein C) con lo que disminuye el proceso de la coagulación, evitando que los coágulos generados se incrementen demasiado. La APC ejerce su acción provocando escisiones en lugares específicos del factor V. Cuando se escinde en la posición 534 de la proteína, actúa junto con la proteína APC para inactivar al factor VIIIa.

En la trombofilia por factor V de Leiden, existe una única mutación en un aminoácido de la proteína del factor V, cambiando el aminoácido arginina en posición 534 por glutámico (arg534glu; R534Q) la mutación provoca un factor V anómalo que no puede inactivarse por la proteína C activada (APC), por lo que el factor V continúa activado y no puede impedir que continue activado el factor VIIIa, y el proceso de la coagulación no se detiene. El riesgo de las manifestaciones del proceso dependen del número de copias genómicas alteradas por cada célula, de forma que si únicamente presenta la mutación uno de los dos alelos (heterocigótico), el riesgo de manifestar el proceso es menor, que cuando las copias de ambos alelos están afectadas (homocigótico).

Otras mutaciones del gen F5 impiden la síntesis de un factor V normal desde el punto de vista funcional o que reducen su concentración sanguínea. Cuando estas mutaciones ocurren en ambas copias del cromosoma (alelos) ocurre la deficiencia del factor V, en la que no existe una coagulación normal y los afectados manifiestan hemorragias anormales. En algunos pacientes se ha descrito la combinación de factor V de Leiden, junto con otras mutaciones causantes de deficiencia de factor V, y en estos individuos está aumentado el proceso de la coagulación.