INSERCIONES EN EL EXÓN 20 DE EGFR Y HER2: DE LA BIOLOGÍA AL TRATAMIENTO

Share

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Las proteínas tirosina quinasas de la familia de receptores del factor de crecimiento epidérmico humano, incluidos EGFR y HER2, se han convertido en objetivos terapéuticos importantes en los cánceres de pulmón, mama y gastroesofágico de células no pequeñas, y son muy relevantes para el tratamiento de otros tumores malignos, como es el caso del cáncer colorrectal.

Las deleciones clásicas del exón 19 y las mutaciones del exón 21 de EGFR, y la amplificación y/o sobreexpresión de HER2, predicen la respuesta a las terapias dirigidas, lo que se traduce en tasas de respuesta objetiva y resultados de supervivencia favorables. En comparación, los cánceres con mutaciones de inserción en el exón 20 de EGFR o HER2 son considerablemente menos sensibles a los inhibidores de la tirosina quinasa actualmente disponibles y a los anticuerpos dirigidos a estos receptores. Estas inserciones del exón 20 son estructuralmente distintas de otras mutaciones de EGFR y HER2, lo que explica esta falta de sensibilidad.

En esta revisión, se analiza en primer lugar la prevalencia y la distribución de las inserciones del exón 20 de EGFR y HER2 en los diferentes tipos tumorales, su biología y detección, y las respuestas asociadas a las terapias e inmunoterapias dirigidas molecularmente actuales.

Y es que el desarrollo de nuevos fármacos y la combinación con otros ya existentes para pacientes con mutaciones de inserción en el exón 20 de EGFR o HER2, son de crucial importancia en la actualidad. De hecho, en 2021, tanto el anticuerpo biespecífico dirigido contra EGFR-MET amivantamab, como el nuevo TKI de EGFR mobocertinib, recibieron la aprobación acelerada de la FDA para el tratamiento de pacientes con cáncer de pulmón de células no pequeñas en etapa avanzada que albergan inserciones del exón 20 de EGFR.

Descarga aquí