Nuevas drogas para el tratamiento del cáncer de pulmón resistentes a tratamientos anti-EGFR

Share

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

La mutación T790M de EGFR es el mecanismo de resistencia más común a los medicamentos inhibidores de la tironisa quinasa asociada a EGFR en pacientes que tienen cáncer de pulmón con mutación en EGFR. Previamente, en modelos preclínicos, la moléculas inhibidora AZD9291 demostró ser eficaz contra la mutaciones de sensibilización a los inhibidores de tirosina quinasa del EGFR y la mutación de resistencia T790M.

Un estudio clínico reciente (Jänne, 2015), en el que más de 250 pacientes fueron tratados con esta nueva droga, concluye que AZD9291 fue altamente activa en pacientes con cáncer de pulmón con la mutación T790M de EGFR y que habían tenido progresión de la enfermedad durante el tratamiento previo con inhibidores de la tirosina quinasa asociada a EGFR. Los eventos adversos más comunes fueron diarrea, erupción cutánea, náuseas y disminución del apetito.

Otro estudio clínico (Lecia, 2015), donde más de 100 pacientes fueron tratados con la molécula CO-1686 (Rociletinib), concluye que esta nueva molécula es activa en pacientes con cáncer NSCLC con EGFR mutado y resistencia asociada a la mutación T790M. Los eventos adversos más comunes fueron diarrea, erupción cutánea, náuseas y disminución del apetito.

CIDEGEN realiza la determinación del estado mutacional de EGFR en pacientes con cáncer de pulmón, de gran ayuda en la toma de decisiones terapéuticas.