IHC y análisis citogenético e inmunohistoqúimico de MYC son necesarios para identificar los subtipos agresivos de linfoma de células B.

Share

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Una correcta clasificación de los linfomas agresivos de células B (ABCLs) requiere integración de la información morfológica, inmunohistoquímica (IHC) y citogenética. Actualmente no han sido bien definidas estrategias óptimas para el diagnóstico de linfoma de células B de alto grado con reordenamientos en  MYC, BCL2 y/o BCL6 (HGBLwR) y linfomas “doble hit” con sobreexpresión de la proteína MYC y BCL2.  En un reciente estudio, 187 linfomas agresivos de célula B fueron analizados por IHC e hibridación in situ (FISH). Los análisis morfológicos e inmunohistoquímicos no fueron suficientes para identificar casos de linfomas B agresivos con reordenamientos MYC, BCL2 y/o BCL6. Aproximadamente un 75% de los casos clasificados como HGBLwR mostraron características morfológicas convencionales de linfoma difuso B. Un 14% de los casos con reordenamientos a nivel del gen MYC fueron negativos por IHC. Por el contrario, un 60% de los casos positivos para MYC por inmunohistoquímica, no mostraron un reordenamiento del gen MYC.

El análisis por FISH sin análisis de MYC y BCL2 por IHC podría no detectar  una cantidad significativa de linfomas “doble hit”. Es mecasrop Un análisis completo mediante la integración de integrar análisis inmunohistoquímicos (IHC) y citogenéticos (FISH) para una correcta clasificación de linfomas agresivos, evitando de esta manera diagnósticos erróneos en los linfomas más agresivos.

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28868942