Identifican una proteína que mantiene dormidas las células metastásicas del tipo de cáncer de mama más frecuente.

Share

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Un estudio liderado por el Institut de Recerca Biomèdica y en el que han participado los hospitales Vall d’Hebron, Clínic y del Mar y publicado en “Nature Biology”, muestra que MSK1 inhibe la capacidad de formar metástasis. Una proteína llamada MSK1 inhibe la capacidad de formar metástasis del tipo más frecuente de cáncer de mama. Los resultados de este estudio, abren la puerta a identificar a las pacientes que presentan un riesgo más alto de metástasis y, que, por lo tanto, se beneficiarían de controles más frecuentes. Además, a más largo plazo, abre la vía a desarrollar fármacos que simulen la acción de la proteína MSK1 y de este modo eviten que el cáncer progrese. Análisis de células de pacientes obtenidas por biopsia han confirmado que las metástasis van asociadas a una pérdida de la proteína MSK1 ya que cuando MSK1 está ausente, la metástasis puede progresar porque ha desaparecido el mecanismo que la frenaba. Ya existen moléculas capaces de reactivar MSK1 in vitro que tienen el potencial de convertirse en fármacos en el futuro, pero todavía se tiene que demostrar que tienen la capacidad de frenar la progresión de la enfermedad en humanos.

https://www.nature.com/articles/s41556-017-0021-z